lunes, 24 de diciembre de 2012

¿Felices fiestas!


Otro año acaba, amig@s. En 2013 empiezo mi séptimo año de blog, qué vertigo. Me siento todo un veterano en esto del bloggerismo. La llegada de las redes sociales nos ha convertido en reductos galos ante el Imperio Romano. Siempre lo digo, una red social es algo invasivo,  aparece en tu muro sin elegirlo tú. El blog es otro concepto, más tranquilo, íntimo. Entras si te apetece. Y creamos un espacio de diálogo entre nosotros, establecemos una comunicación, en mi opinión, más real. Mientras haya proyectos, ganas, ideas nuevas, os perciba ahí detrás, tengo cuerda para rato. Os dejo mi felicitación navideña de este año que, no podía ser de otra manera, viene marcada por la crisis, la maldita crisis. Brindemos por lo nuevo, lo que está por venir, aunque sea con Don Simón. Hay que buscar, por los recovecos del desastre, el espacio de la sonrisa, de la felicidad y del buen humor. Eso nos pertenece y no nos lo pueden arrebatar. Pasadlo muy bien estos días, seguid pasándolo bien cuando pasen. Aquí tenéis vuestra casa, entrad sin llamar. ^_*

3 comentarios:

Little Nemo's Kat dijo...

Felices Navidades a usted también, Mr. Lajarín. Y que el 2013 mejore este que se acaba (que no será muy difícil, dibujos a un lado).

Salud y felicidad ;)

D Marco dijo...

Muy buena y perroflauta compadre.
El champagne de 1000 € no da la felicidad si te lo tomas solo...

Chema Lajarín dijo...

Gracias por estar ahí, chicos, un abrazo!