sábado, 8 de septiembre de 2012

Un verano con mucho Arte

Estas vacaciones he tenido la suerte de hacer lo que más me gusta al viajar: rutas culturales. He visto exposiciones en Madrid y Bilbao.

En Madrid me perdí en el taller de Rafael, con sus escenas religiosas, sus encargos. Me detuve una eternidad en este cuadro, retrato de Baldassare Castiglione, donde vi un Rafael que anticipaba a Velazquez...


En El Prado, también, admiré la pincelada maestra de Murillo. Me sorprendió su agilidad, su color vigoroso e impactante, su saber hacer...
Primavera (La Florista)Bartolomé Esteban Murillo. Óleo sobre tela, 120,7 x 98,3 cm, 1665 - 1670, Londres, Dulwich Picture Gallery

Me asombré de la capacidad de trabajo de los artistas del Anime, del Manga japonés, en la exposición de La Casa Encendida...


Admiré las ensoñaciones de Hogarth en el Caixa Forum:


Las espectaculares y cinematográficas visiones de cárceles de Piranesi:


Después estuve en Bilbao. Visitando el Guggenheim por primera vez... La ocasión lo merecía: "David Hockney. Una visión más amplia." Exposición de unos 200 cuadros (desde 1956 hasta la actualidad), donde disfruté como un niño.










Sus paisajes fauves, expresionistas, postvanguardistas, incluso, en ocasiones, naives son exquisitos... La exposición recoge trabajos de todo tipo: Cuadros al óleo, acuarelas, apuntes y bocetos sobre papel o libretas, arte infográfico con Ipad... Hasta el 30 de septiembre, aún estáis a tiempo. Absolutamente imprescindible...

Así que, impregnado del espíritu de tanto maestro, me dispongo a empezar un nuevo curso/año en el que espero tenga reflejo tanta inspiración. Vosotros seréis testigos de lo que salga. Saludos. ^_*

2 comentarios:

D Marco dijo...

Qué gussssto... ay qué gusto de atracón artístico!

Chema Lajarín dijo...

aaaaains...