miércoles, 30 de marzo de 2011

Un oasis

Ayer fotografié este oasis. Cerca de casa, rodeado de monstruos de hormigón y ladrillo está este paraíso floral que durará poco. El cartel es un caramelo para los monstruos del progreso. Aunque las flores parecen levantarse, parecen querer tapar el cartel en un desesperado intento de sobrevivir...Mientras llega ese momento, inevitable, seguiré pasando cada día a disfrutar de ese violeta y verde que tiene los días contados. Contadísimos. ^_*

4 comentarios:

js dijo...

De chiquillo cogía esas flores y bebía el néctar que salía de ellas.

Lajarín dijo...

jejeje, pues a tiempo estás... Las encontrarás cerca del cole nuevo, por la chimenea de la Loma...

Eme dijo...

Ahora que he terminado de ver A dos metros bajo tierra leo tu reflexión y me quedo sin palabras!
Besos

Lajarín dijo...

Me alegra que te haya recordado a mi serie favorita :)))

¡¡¡¡besos pa ti!!!!