miércoles, 8 de septiembre de 2010

A dos metros bajo tierra

Este verano he terminado de ver la serie que da título a la entrada. Puedo decir que es lo mejor que he visto nunca en cuanto a series televivas, desde una óptica personal. Quiero decir que, posiblemente, Los Soprano sea una serie más "perfecta", pero a nivel emocional ninguna otra me ha cautivado tanto. Si la conocéis sobra lo que estoy escribiendo, si no os envidio; tendréis mucha suerte de vivir, por vez primera, el devenir de la familia Fisher.
Todos los personajes tienen un algo con el que te puedes identificar, algún aspecto en el que sentirte reflejado...
Os dejo un garabato de Claire, mi pelirroja favorita.

Ya estamos en septiembre, reiniciamos. Saludos a tod@s. ^_*

6 comentarios:

SuperAgente99 dijo...

Tomo nota!

Lajarín dijo...

Me alegro :)))
si además eres una persona tendente a ser sensible la disfrutarás el doble. Bienvenida, SuperAgente99!!

Anónimo dijo...

holaaaaaaaaaa, soy Dita Ciccone... hacía mucho que no venía, pero no me olvido de ti... coincido contigo... Dos metros bajo tierra es tremenda... a mí se me pone una bola por dentro al verla... toda esa tensión en esa familia me toca algún resorte interno, que medio me duele, medio me gusta...

Lajarín dijo...

Hola Dita, ¡bienvenida de nuevo! A ver si animas el cotarro de vez en cuando que se echa de menos... Esta serie desata resortes masoquistas, porque se pasa fatal, pero tiene esa atracción irresistible que no te suelta. Y ya si hablamos de sentimientos... a mí me remueve completamente... Un beso!

Anónimo dijo...

ya me pasaré, ya... oye: cuántas temporadas hay?
Dita

Lajarín dijo...

son 5 temporadas, búscalas que están por ahí dispersas, esperándote. jejeje...