viernes, 11 de junio de 2010

'Circus Christi', de Fernando Bayona


Una nueva polémica iglesia-arte-irreverente-censura ha saltado a los medios. Se trata de la obra que da título al post del autor idem. En ella se da una visión "renovada" del concepto Jesucristo. Un mesías gay, una virgen María prostituta o un san José camello.
Resulta que ha sido clausurada y ya se sabe todo lo que ello arrastra. El autor no me convence, porque cuando se le pregunta basa sus argumentos en una postura extrema y negativa ante la iglesia católica ("Los gays no les damos nuevos adeptos y eso les enfurece." ); cuando tiene la oportunidad de defender su propuesta dice: "Yo no soy quien tiene que definir esta serie en términos artísticos, eso lo tienen que hacer los demás. Yo me limito a hacer mi trabajo, que es crear, y el resto lo dejo a aquellos que vean mi obra. " Y si le preguntan cómo surgió la idea contesta: "La idea surgió simplemente mirando alrededor, no todo es maravilloso en la religión católica, aunque aquí podríamos abrir un extenso debate hablando de muchos escándalos como los casos de pedofilia en Irlanda, casos de corrupción de todo tipo o afirmaciones vejatorias proferidas por altos cargos eclesiásticos."
Sin entrar a juzgar las bondades o maldades de la iglesia, sin entrar a discutir el valor estético de las fotos (que lo tienen) y sin meterme en el charco que se forma, debo decir que me deja frío. Fernando Bayona sabía que iba a escandalizar, que iba a tener eco en prensa su propuesta, que iba a ser polémico y encima, el clímax ya, lo censuran. La cima para el artista, se le tapa la boca; no se le deja expresarse.
Me gustaría pensar que, cuando creó (como dice él, crear) lo hacía de forma honesta, buscando expresarse artísticamente, absolutamente convencido de que no nos enteraríamos de su obra por medio de la polémica. Porque la crítica es aceptable, porque la iglesia ha tenido el Arte a su merced a lo largo de los siglos en pos de su exaltación y engrandecimiento, así que un poco de estopa no le viene mal, porque el debate es sano... Pero esto huele a marketing, a jugar con los creyentes para que se subleven como perros hambrientos, a que la prensa se haga eco del tema. A ser iluminado por los focos. No sé, me huele a chamusquina.
Además, me parece taaaaan fácil escandalizar...

2 comentarios:

valnouveau dijo...

ademas como que ya es muy trillado, no?
No me dice nada nuevo.

saludos

Lajarín dijo...

eso es val, muy explotado...

saludos :)))))