domingo, 13 de abril de 2008

Marta




Marta es una preciosa niña de 2 años de la que soy padrino. Ayer su padre me mandó esta foto, en la que podemos apreciar sus dotes artísticas. Yo estuve una época dando clases de dibujo a niños de 4 y 5 años y puedo deciros que son sorprendentes. Mirad la soltura y fuerza que tiene el dibujo de Marta. Los niños no tienen el vicio de "aprender a dibujar" según unas líneas de trabajo establecidas. Ellos son pura creatividad. El proceso por el que les "enseñamos" a dibujar está salpicado de acciones que domestican esa pureza natural que ellos llevan. Por eso en Bellas Artes hay una vuelta a esos orígenes. Te hacen desaprender lo que ya sabes para volver a encontrarte con tu yo en estado puro. El dibujo de Marta es pura expresividad. Ojalá no pierda esa pureza.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Dioooos!!está enorme!claro, 2 años ya!!pero sigue igual de guapa...pues nada, a ver si la niña al final sigue tus pasos jeje!!
Besines!!
BEA.

Lajarín dijo...

Si, lleva camino de retirarnos a todos, jejejeje

Dita Ciccone dijo...

lajarín, tú que entiendes de esto, te invito a que me ilumines con tus comentarios aquí:
http://camisasdeoncevaras.blogspot.com/2008/04/arte.html
Te lo agradezco de verdad

Lajarín dijo...

Te tomo la palabra dita, te visitaré

gracias por tu apoyo

Dita Ciccone dijo...

pero ve, ve, a ese post que escribí sobre el arte y dime por qué no entiendo el arte moderno